El Levante

levante2

Pocas instituciones le han hecho tanto daño a la sociedad como el Romanticismo. Por machista y por patriarcal.Pero sobre todo porque muchas veces resulta ser la expresión mas perversa de estas dos culturas.

Bajo la égida de sus paradigmas todo es permitido. “Todo vale en el amor” reza el dicho. Y es tan real esta propuesta que literalmente a quien escriba, diga o haga en su nombre se le abrirán una gama de posibilidades tan dispares como la bondad, el abuso, la arbitrariedad, la compasión, la admiración,el chantaje o la agresión.
Pero claro, las instituciones que hemos creado, jerárquicas y ascendentes.Que se angostan a medida que vamos ascendiendo,siempre benefician a los que están en la cima. Lo tenemos asumido y totalmente naturalizado. Nos legitima a nosotros los hombres como beneficiarios últimos de cualquier contenido o remanente directo del vínculo. Todo parece empezar en nosotros y terminar en nosotros.
Por eso la justificación del abuso en nombre del romanticismo es la base de tantas agresiones cotidianas que no me daría todo este post para enumerarlas. Pero la justificación no quita que estas “técnicas” en favor del “amor” sean crímenes. No justifica que no deban ser castigadas en nombre del “amor”. “La maté porque era mía”, “te celo y te controlo porque te amo”, “si me dejas me mato”, “te violo porque te deseo ” o tecnicismos como “crimen pasional” y “violencia doméstica”
Que esta justificación provenga de hombres de a pie, sin herramientas para dimensionar la situación en que se encuentran y como hacen uso y abuso de este sistema para naturalizar sus prácticas predatorias contra las mujeres y cuanta identidad sexual ande en la vuelta,lo puedo entender. No lo justifico, pero lo puedo entender. Debemos trabajar juntos para empezar a echar luz sobre una condición que si bien es violenta hacia afuera, primero nos oprime muy especialmente a los hombres.
Ahora, que una institución del estado como la policía justifique el accionar de dos de sus funcionarios en nombre del “amor”. Eso es mucho mas grave y preocupante. Porque los funcionarios que nos tienen que cuidar no solamente tienen incorporada una práctica predatoria y repulsiva , sino que esta está plenamente justificada por la institución.
Que el Director de la Guardia Republicana exprese que un mensaje de texto enviado a dos muchachas inmediatamente después de una detención arbitraria y violenta por parte de dos oficiales de policía; es “un gesto romántico”. Es gravísimo.
Y la gravedad reside justamente en que una situación tan delicada y regulada como una detención policial sea reducida a un levante. Porque cosifica a las mujeres detenidas. Y porque deja a la ciudadanía rehén de un mensaje inquietante: esta institución no va a cuidar a los vulnerables.Esta institución no esta preparada para lidiar con el machismo. Esta institución avala el accionar machista de sus funcionarios.
Como sociedad no podemos dejar pasar este error por parte de instituciones tan importantes como la policía. Pero tampoco podemos dejar de tomar esto como una oportunidad para observar donde nos falta hincar el diente para seguir avanzando en derechos.


Es obvio que cuando las mujeres dicen acoso, los hombres decimos “todo vale en el amor”, “a todas las mujeres les gusta que les digan algo lindo”, “a todas les gusta que les insistas”,”le saqué el teléfono con tal o cual verso” “le robé un beso”.


Como es posible que después de tanto tiempo de trabajar alrededor de estos temas, sigamos fallando en la comunicación? Es obvio que cuando las mujeres dicen acoso, los hombres decimos “todo vale en el amor”, “a todas las mujeres les gusta que les digan algo lindo”, “a todas les gusta que les insistas”,”le saqué el teléfono con tal o cual verso” “le robé un beso”.
Mientras que cada vez mas mujeres,gracias la masiva sensibilización sobre el problema, sienten e identifican claramente que están ante una agresión verbal, psíquica o emocional; nosotros los hombres invocamos al “amor romántico” como garante de nuestras “técnicas predatorias”.
Y lo peor de todo no es eso, sino que las mismas forman parte de nuestra identidad, nos legitima como varones y prácticamente dejaríamos de existir si nos las quitaran a juzgar por la saña con que las defendemos.
Que quiero decir con esto? Es obvio que algo no esta funcionando bien. Tambien es obvio que con la denuncia sistemática de que la cosa esta mal no alcanza. Sin dudas este sistema es un sistema cuyo andamiaje necesita de cada uno de nosotros para que funcione. De nada vale que solo algunos tengan conocimiento sobre la dimensión del problema y mucho menos echárselo en cara a quien directamente no lo ve. Sean hombres o mujeres.


Aunque no lo crean hay hombres que aún no saben que mueren diez años antes que las mujeres a causa del machismo. Ignoran que esta cultura los oprime a ellos en primera instancia y no los deja ser libres de las circunstancias que esta ultima les impone.


Y eso es precisamente lo que nos esta pasando ahora. Muchas de las personas que tienen conciencia sobre los problemas acuciantes que el patriarcado causa en nuestra salud y en nuestra psiquis. Personas que saben del peso que el machismo tiene en nuestra vida cotidiana, siguen denunciando sistemáticamente y deben hacerlo sin dudas. Pero tambien deben y es nuestro deber, abarcar la dimensión pedagógica del problema. Porque aunque no lo crean hay hombres que aún no saben que mueren diez años antes que las mujeres a causa del machismo. Ignoran que esta cultura los oprime a ellos en primera instancia y no los deja ser libres de las circunstancias que este ultima les impone.
O a alguien le cabe alguna duda de que al Jefe de la Guardia Republicana lamentablemente no se le pasa por la cabeza que lo que dijo con tanta naturalidad es la justificación del asesinato de cientos de compatriotas a manos de sus novios, esposos y ex-maridos.
Mientras algunas personas estemos hablando de un problema complejo y multidimensional y las otras de una cualidad inherente a su “naturaleza”. Va a ser muy difícil entablar un diálogo, que es le ámbito en que se resuelven los problemas.
Por eso es menester comenzar a echar luz sobre la naturaleza camaleónica de este sistema que se disfraza en los convencionalismos sociales, en el lenguaje o en la utilización icónica de lo sujetos y las instituciones.
Una detención a través de un organismo del Estado no es un “levante” señor Director de la Guardia Republicana.Por mas que la institución les asigne un castigo ejemplar. Es una agresión y un abuso. Y reviste mayor gravedad que las que se suceden cotidianamente porque viene de una institución que esta para servirnos a los ciudadanos. Para cuidarnos.
Haga un esfuerzo y capacítese sobre este tema. Háganos ese favor.Se lo vamos a agradecer.

(Fuente: http://www.subrayado.com.uy/Site/noticia/57696/director-de-guardia-republicana-mensaje-de-texto-de-agentes-fue-romantico)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s