El Contrato

1- Título: Abel quiere que le digan negro, afrodescendiente “es un insulto”.

2- Subtitulo: El delantero de la selección Uruguaya prefiere “toda la vida” que le digan negro, considera que afrodescendiente “es un insulto”.

3 -Con un look muy particular, calzado de colores vivos, pantalones caídos y rastas, Abel Hernández tuvo una charla muy coloquial con el periodista de Subrayado, Marcelo Scaglia.

4 -Dijo que su vestimenta es una mezcla del estilo italiano con lo que le gusta a él. Contó que fue a una peluquería de “africanas” en Italia para hacerse las rastas como forma de cambiar la pisada en un año 2013 que comenzó con lesión.“¿Negro o afrodescendiente?”, le preguntó Scaglia. “Negro, toda la vida, si me decís afrodescendiente, para mi es un insulto”, respondió Abel Hernández.

5- “¿Chico, repique o piano?”, consultó el periodista en referencia al instrumento del candombe que prefiere. “Ninguno de los tres”, dijo “el negro Abel.

Traducción 

1- Título: Ante los últimos acontecimientos que propiciaron la discusión del término NEGRO utilizado en forma despectiva, haciendo referencia a un pasado de explotación,comercio de humanos , inexistencia jurídica e  inexistencia de la identidad de personas que fueron utilizadas como mercancía y fuerza de trabajo. Y ante la posibilidad cierta de que este término sea sustituido por el término afrodescendiente postulado por un grupo de personas que se niegan sistemáticamente a ser sujetos dentro de una denominación hegemónica que niega su derecho a la autodeterminación y autoreferenciación. Ponemos de manifiesto el testimonio de una reconocida persona pública de esta “minoría”  que manifiesta un tácito desacuerdo con el postulado antes mencionado y por tanto , reduccionismo mediante, representa el sentir y posicionamiento de toda o gran parte de esta “minoría”.

Conclusión: Negro es válido- Afrodescendiente “es un insulto” .
2- Subtitulo: Reafirmamos lo anterior y aclaramos que esta reconocida figura acepta sin cuestionamientos la denominación y el lugar otorgado dentro del imaginario colectivo por parte de el discurso hegemónico, jerarquizado y compartimentado que otorga valor a las personas de acuerdo a su orientación sexual, origen étnico y fe religiosa, entre otras. Postulando que existen ciudadanos de primera y de segunda.

3- Reafirmamos que esta persona cumple con los requisitos de una mirada folclórica, estereotipada y estigmatizada por parte de la sociedad uruguaya y ponemos de manifiesto que su africanidad sin dudas resalta desde ese lugar de exotismo histórico y contemporáneo al que hemos relegado a esta “minoría”. Asimismo no existe presión alguna dentro de una charla que si bien es paternalista y discurre sobre sus características personales y no sobre su actividad profesional; ha sido aceptada de buen grado por esta reconocida figura pública.

4- Queremos aclarar que Abel es NEGRO porque viene de África, su origen es africano, sus características son africanas y su color de piel así lo testimonia. De hecho su asistencia a un local de “mujeres africanas” para hacerse las rastas refuerza esta hipótesis. Por ende y reduccionismo mediante, los seres humanos de origen africano son negros por sustitución. Son negros como espacio de acción, como sujetos de una mirada hegemónica que los inmoviliza en un tiempo de explotación y categoría subhumana. Son negros por la mirada del otro y por su relato. Son negros por una narrativa que los invisibiliza en la otredad de esta tierra. Son negros sin mas.

5- Si es negro y esta suscrito dentro del contrato social que asume la mirada antes mencionada; entonces es válido reafirmar mediante una simple pregunta la mirada folclórica y estereotipada de la sociedad uruguaya sobre una expresión cultural. De hecho es válido poner de manifiesto que esa expresión cultural reducida y estereotipada de escaso valor para la identidad nacional es el único legado de esta reconocida persona negra y así se lo hacemos saber mediante el cuestionamiento de sus habilidades para ejecutarla. Habilidades que estan en directa relación no solamente con su color de piel sino con su identidad sexual. Que asumimos heterosexual y masculina.
Por último queremos remarcar que la sonrisa avergonzada de nuestro “negro amigo” revela la vigencia del contrato que hemos suscrito con esta porción de la población mas allá de los recientes cuestionamientos al mismo ,que han sembrado una duda razonable en gran aparte de la población.
Este es un mensaje para unos y otros protagonistas de este fenómeno relacional . De este contrato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s